viernes, 6 de marzo de 2009

¿Quién cuida de los monstruos?

Hay una serie actualmente en la tele, que es muy conocida y muchos la ven. No la veo, pero una madrugada en que me quedé viendo un capítulo de una serie que sí sigo, y después una película, y otra serie, todo en el mismo canal, de repente apareció un capítulo de esta serie. Y le siguió otro, fueron 2 seguidos. Al parecer eran los 2 últimos de la temporada, y la nueva está por empezar.
Más o menos conozco la historia, y justo en los capítulos que vi esa noche, uno de los personajes empezó a hablar de todo lo que conlleva ser un monstruo. O sea, esas personas que para el resto, o la mayoría de la gente, son monstruos, no por algo físico obviamente, sino por su personalidad.
Pero este es un personaje que aunque sea lo peor, también te inspira otras cosas. Sentís un poco de pena, compasión, te gusta, es atractivo, querés cuidarlo. Igual, no sé bien de qué podés cuidar a un monstruo... ¿de él mismo, quizás? ¿Salvarlo de su propia monstruosidad?
No hablo de cualquier monstruo, porque hay algunos que sinceramente sólo inspiran odio y repulsión, y no importan para nada, sino de aquellos que te pueden generar otras cosas, cosas contradictorias, aquellos que de vez en cuando muestran algo humano, aunque no sean humanos del todo (o quizá sí). ¿Quién cuida de monstruos así? ¿O es que no necesitan que alguien los cuide? ¿O es que no se lo merecen? Aunque los odies con un no-odio, pero no por siempre, quizás sólo por momentos, por períodos, ¿qué pasa? Monstruos que expresan su ira por todo lo que son, hacia sí mismos, y también a los demás, que están en un constante intento de salvarse a sí mismos y quizás nunca salvar a los demás... ¿a ellos sus acciones los condenan para siempre? ¿Tienen opción? ¿Pueden elegir no ser lo que son? ¿O ya están condenados? ¿O aunque no puedan elegirlo, igual no quieran lo que les tocó? ¿Es ya su destino o pueden rescribir la historia?
Este monstruo también hablaba de las personas que lo hicieron así. ¿Eso es justificarse? Eso está mal (¿o no?). Y en el caso de que tenga razón, igualmente ¿qué cambia? Capaz se pueden explicar las causas, el origen, el porqué, pero ¿justificar? Eso suena a naturalizar algo, a hacer quedar bien ante los demás, a atenuar el daño, la gravedad del hecho cometido.
Y después está el monstruo que también está decepcionado, defraudado y con una ira que lo carcome. Pareciera que los monstruos y los sentimientos no pueden ir de la mano, pero una cosa tiene un poco de la otra. Hay sentimientos monstruosos, y monstruos de sentimientos (¿se entiende?). Los sentimientos monstruosos asustan, los monstruos de sentimientos también, porque son sentimientos enormes y eso conlleva que sean difíciles de manejar. Y los monstruos asustan, pero creo que a veces asustan más cuando actúan de una manera distinta, cuando no actúan como monstruos, cuando no hacen lo que hacen siempre, y eso nos desorienta, y nos confunde. ¿Cómo se actúa ante algo que no parece ser lo que es?
Otro personaje dijo una vez en otra ocasión que todos merecen una segunda oportunidad. ¿Cómo saber quiénes la merecen y quiénes no? No todos los villanos sirven para segundas oportunidades. No todos pueden aprovecharlas, no todos sabrían aprovecharlas, aunque quisieran. Y aunque las aprovechen, ¿lo malo se iría para siempre? ¿O caerían de nuevo en la tentación?
Tal vez el amor, o hacer el bien, pueda convertir a ciertos monstruos (no a todos). Tal vez el amor pueda quitar la ira de un corazón, derretir odios, extraer balas, ablandar falsos escudos, derribar paredes que sólo sirven para aislarse, succionar venenos y rencores.
Al fin y al cabo, hay un cierto tipo de amor que es un monstruo, invencible y enorme, que no necesita salvarse de sí mismo.

11 comentarios:

©Marta M_* dijo...

Yo conozco un monstruo así. En su anterior vida, antes de conocerme fue muy mal pagado por su familia, humillado incluso maltratado psicologicamente. Ahora tiene una familia que lo ha sacado adelante, le ha dado cariño, tejado, comida, amor...pero aún así, sigue con el odio de su vieja familia, y lo paga con los demas. Con los que lo han apoyado siempre.

Algunos monstruos cambian cuando pasan a una vida mejor, pero otros, se transforman en los monstruos que lo crearon.

Hacía tiempo que no actualizabas!
Me alegra volverte a leer!

Un beso,
nos leemos!! =)

Pepo dijo...

Los monstruos antes eran ángeles que ahora ya no pueden volar, alguien les arrancó las alas.
Algunos pueden aprender a saltar, pero las alas no las recuperan nunca, por eso, nos dan lástima y nos inpiran un instinto protector, pero a la mas minima vacilacion, pueden darse la vuelta y atacar a quien los cuida

Todos merecemos una segunda oportunidad, pero no siempre tenemos la oportunidad de recibirla

Lala dijo...

En varios aspectos me considero un monstruo. No uno que daña a los demás, sino un "humanoustro" que vive los sentimientos a gran escala. Desdichadamente, mi condición sumada al hecho de que "alguien me cortó las alas" dió como resultado un insufrible escudo protector, un cubo de paredes para aislarme de lo que podría lastimarme más.
Y si... los monstruos necesitamos que nos cuiden de nosotros mismos, aunque no sepamos dejarnos vigilar.
Respecto a los sueños...
Justamente, este libro de donde saqué la frase dice en una parte "Cuando soñáis, sois actores y público a la vez. ¿No es misterioso?"
Yo creo que si, todo es misterioso si te pones a pensar (?) ¡Que genial poder levantarse de un sueño!, es una habilidad muy útil si sos de tener pesadillas jajaja.

Me alegro de volver a leerte :)
Besos!

Alatriste dijo...

¡Hola guapa! Antes que nada decirte que he hecho obras en mi desván y que te enlazo, así acortaremos las distancias. Dicho esto, yo pienso que nosotros mismos debemos cuidar de los monstruos, porque todos y cada uno de nosotros, llevamos unos dentro, en nuestro más hondo interior. Puede recibir cualquier nombre, envidia, egoísmo, desamor, crueldad, etc. Lo importante es saber aplacarlos, tenerlos controlados, para que esos bajos instintos, no nos dominen y no venzan a nuestro lado más humano. Te deseo mucha suerte para tu lucha contra los monstruos. No tengo duda de que vencerás. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana. Hasta pronto.

Marco dijo...

quizá sea un espejo frente a nosotros que refleje todo aquello malo que poseemos y somos pero nunca nos damos cuenta, muchas veces llamado egoísmo, conformismo, mediocridad o indiferencia, este espejo que no deja claro que en realidad el mounstro vive en cada uno de nosotros, pero por lástima solo criticamos aquellos que no se parezcan al nuestro ya que nos vemos perfectos solo a nosotros mismos sin bacilar en levantar el dedo para señalar!...saludos!

*Fallen-Lids* dijo...

No sabia de la existencia de esa serie. Rayen, recien vi la lista de reproducion que agregaste y la mayoria de las bandas que aparecen a hi a mi me gustan tambièn! No sabia que escuchabas tan buena musica! Conozco muy pocas personas que conozcan y escuchen The Bravery! Buenisimo! :)
Saludos!


Flor.

andrés dijo...

Supongo que creamos a los monstruos por algo, quizas es esa mascara que nos hace creer que hay peores seres que nosotros.

saludos!!!

César Valero dijo...

Este mundo es habitado por monstruos, quien no lo crea que casque su figura y se sorprenda de lo poco de humanidad que acompaña a sus huesos.

gonzaleandro dijo...

No leí todavía tu blog, pero quería dejar este comentario como punto de ignición de mi curiosidad. Es una forma de recordarme que acá tengo que volver y leerte.

Un camino lleva a donde se lleva uno a través de él. Hay muchos caminos que por suerte apuntan en una misma dirección... caminos que sintonizan una forma de apreciar y celebrar la vida en su esencia.

"(...) a ninguna parte". ¿Sabés por qué me gusta ese toque de nihilismo chamánico, si se quiere? Creo que a veces viene bien engañarnos con que no sabemos nada, cuando en realidad sabemos todo.

Igual no sé, porque no es mi caso saber todo. Pero es eso lo que más me gusta, la sensación del caos y la incertidumbre que me propulsa con mucha más fuerza a vivir la vida convincentemente y con voluntad.

Quizás un camino lleva hacia donde apunta la mirada de los otros.

Estuve viendo tu perfil; saludos, futura colega!

mi otro yo dijo...

Pienso que quiero saber que serie era. Y que todos tenemos algo de mostruo y de mostruoso en nuestra vida y hasta en nuestra propia forma.

Y que ahi esta el riesgo, dar la segunda oportunidad sin saber que esa vez podría matarnos inclusive a nosotros mismos

Saludos

alfredo dijo...

de monstruos puedo hablar mucho. y si, nececitamos los monstruos a alguien que nos cuide. lennon escribio: "help me to help myself", calamaro "freaks" y "la sociedad secreta de hombres fracasados"... asi vamos por la vida, dañando y jodiendo a los demas.

no creo que debamos intentar comprender nuestra mosntruosidad desde nuestros padres o desde un locus externo. Somos asi porque simplemente nos toco ser asi, y de esa forma nos fuimos construyendo. Nuestro unico placer es la autodestruccion y nuestra tendencia suicida preferida de navegar en el nectar y en una que otra sustancia volatil.

no somos malos, lo unico que propmetemos es una montaña de horror. hay quien no sabe mirar con ojos distintos a los humanos. Por eso adoramos a los pigs, a los ojos de pigs, que nacen para ser muertos. no tienen otra opcion: son criados para sacrificarlos. al igual que algunos humanos_ nacemos con fecha de vencimiento.