martes, 22 de diciembre de 2009

Ratón Pérez, Reyes Magos, ortografía

Cuando era chica, le escribía cartas al Ratón Pérez. En una ocasión, le escribí una y además le pedí a mi vieja que me diera un pedacito de queso de rallar para dejarle a la noche cuando el Ratón viniera. Y me lo dio. Lo puse en la cómoda que está al lado de mi cama y me acosté. Pero como a mí me encantaba el queso de rallar (todavía me encanta), no me aguanté y me lo comí. Entonces fui a pedirle a mi vieja otro pedacito más. Me comí ese también. Pedí otro y lo comí también. Hasta que mi vieja me dijo "Bueno ya no le dejes porque nos vamos a terminar todo el queso...". Y así fue. Me sentí un poco culpable al principio por comerme la comida que iba a ser para él, pero se me pasó al toque y me fui a dormir ;). A continuación, una carta que escribí (las faltas de ortografía son de ese momento; lo que está en rojo son acotaciones mías actuales):


Sr. Ratón perez: Le quiero decir que hoy yo me tragué un diente flojo. Por favor traigame plata porque a mi me gusta ahorrar (ambiciosa desde pequeña). Yo le voy a dejar un quesito de queso (creo que quise poner pedacito de queso) y si usted se lo come tambien me tiene que decir si es un espíritú escribamé con su lapicera y Bien porque sino no la entiendo a la letra (exigente).

Firmado: Rayén Aimé (y mi firma al lado)


También hubo una época, cuando tendría 4 o 5 años, en que decía "ninodoro" en vez de "inodoro", porque cuando los demás lo decían, yo lo escuchaba así. Además pensaba que el obispo era el esposo de la avispa. Escuchaba la palabra "obispo" y me imaginaba una avispa macho, un "avispo". Era como que para mí todas las avispas eran "mujeres".
Tampoco entendía cómo una moneda de $1 valía más que una de 50 centavos, si el número 50 era más grande que el 1. Y me explicaban que 100 centavos eran $1, pero me costó entenderlo =P.
Otra anécdota medio rara era que sólo cuando comía de noche milanesas de carne vacuna, después tenía pesadillas con arañas (les tengo terror a las arañas). No podía dormir bien, me despertaba, transpiraba y si abría los ojos y miraba mi cuarto, todo lo que estaba en las paredes parecían arañas gigantes que andaban por mi pieza. Un horror.
Y el último año que creí en los Reyes Magos, les escribí una carta preguntándoles por qué no los podía ver. Les dejé una lapicera y todo para que me respondieran (siempre tan atenta yo a las necesidades de los otros, como con el Ratón jaja). A la mañana siguiente cuando fui a ver, me habían respondido: "Rayén: no nos ves porque somos Magos". En el momento me sentí decepcionada de esa respuesta, yo esperaba algo mucho más elaborado, o que me dijeran que eran espíritus (como el Ratón Pérez ajaja). Ahora pienso en esa respuesta y me cago de risa, hasta con humor me respondían mis viejos jajaja. Pero ese día ya sospeché, porque la "M" de "Magos" me sonaba a la letra de mi viejo. Además no me trajeron lo que había puesto en la carta, sino una pelota de basket, y el día anterior mi vieja estaba dele y dele diciéndome: "¿Por qué no pedís la pelota de basket? Que ya tenés el aro...". Así que todo olía medio extraño.
Y creo que ya era obsesiva con la ortografía desde pequeña. Para mi cumpleaños número 7 creo, estaba comprando las cosas para la fiesta. Y cuando la chica del cotillón anota las cosas en la cuentita, veo que escribe "Vela de ada". Y le digo: "¿Hada no va con H?". La chica me mira. Yo la miro. La mira a mi vieja. Y me dice: "¿Te parece?". Yo con toda la inocencia: "Sí sí". "¿Estás segura?" me volvió a decir. "Sí" de nuevo yo. Y al final no le puso la H ¬¬.
Son esos momentos donde se muestra toda la inocencia y las asociaciones que uno hace de pequeño. Ahhh, la infancia ^^.

19 comentarios:

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Me hiciste reir con tu relato paso además por aquí a dejarte mis mejores deseos para esta navidad y que el 2010 sea un buen año!
Un abrazo

fq dijo...

jejej muy bueno el relato, gracias por pasarte por mi loco blog... te deseo feliz navidad y año nuevo !

fq

Dreamer dijo...

jaja....unas anécdotas muy divertidas las tuyas...y si, siempre la niñez nos deja esos recuerdos tan lindos...
gracias por pasarte por mi blog, y muy felices fiestas para vos también!!n_n
saludos!!
dreamer

VeraLucia dijo...

hahaha leerte me ha dejado una sensación de quietud,
es como cuando estas en tu cama y sencillamente te envuelves con una colcha y miras al techo pensando en nada y con una gran sonrisa.

No supe como explicarlo mejor,
me has robado una que otra sonrisa con tus líneas.
Recordé..

uN GRAN ABRAZO Y FELICES FIESTAS :] !

Rubén Dario dijo...

Rayén! vuelvo a comentarte después de...puff... no sé...¡muchísimo tiempo!
Y te cuento que mis viejos también me decían que a los reyes magos no los podia ver porque eran "magos". Y cuando preguntaba por pápa Noél solían decirme que no lo podía ver porque "Él viene muy tarde y vos tenés que dormir. Si te ve despierto va a pensar que te portas mal, porque todos los niños duermen a esa hora".
La verdad, era toda una decepción encontrarse con esas respuestas.Pero si que era lindo pregunterse donde vivía Pápa Noel. Yo pensaba que en la luna... eso me decía mi viejo, pero en las películas que miraba en la televisión y en los dibujitos decían que vivía en el polo sur con muchos duendes que ayudaban a construir los regalos, y eso me generaba una gran confusión. ¿Mí pápa estaba equivocado? ¿existían los duendes? puff.. que lío! no entendía nada!! y corria por el patio de la casa mirando la luna, viendo como ésta me seguía y creyendo que pápa noél estaba ahí sentado con los renos...observandonos, viendo quienes eran los ñiños buenos, y quienes los niños malos...

Bueno Rayén creo que me estoy yendo por las ramas! ... espero que te haya gustado mi comentario.. tu post estuvo bueno.. me hizo acordarme de esas cosas que acabo de comentarte! y mientras lo leía te imaginé chiqitita replanteandote todas esas cosas que contaste. Un beso muy grande, y que tengas unas lindas fiestas!

Alatriste dijo...

La infancia es genial. Es maravilloso la de recuerdos que nos provoca con el paso de los años. Me alegro de que conserves tus vivencias con cariño. ¡Feliz Navidad, muchacha! Espero que estés genial. Un besazo y pásalo en grande. Hasta pronto.

Viviana Álvarez dijo...

Rayén, los recuerdos de la infancia permanecen siempre vivos, igual que las ilusiones que tuvimos siendo niños.

Gracias por pasarte por mi blog y dejar tu huella, que hayas pasado una Nochebuena mágica y que el 2010 te depare salud, felicidad y muchos, muchos sueños realizados.

Besos

Alatriste dijo...

Besitos, me sentí niño de nuevo y volví a por más recuerdos. Je, je, je. Un abrazo y pásalo bien en Navidad. Hasta pronto.

cerdotopia dijo...

la infancia, cuando todo era mas facil... viviamos sin preocupaciones. no obstante, si bien estoy agobiado, no cambio la adultez: es cierto tiene mas responsabilidades, pero hay libertad.

la libertad se paga con preocupacion. la inocencia nos trajo bienestar, hasta que algo siempre termina por romperla.

saludos

andrés dijo...

Hoy sonreé demasiado al leerte, no es algo muy com{un que eso ocurra y quzias por eso tanteé tu relatos tan lenatamente para poder percibir todo


Un abrazo!!!


amdrés

Asturiela dijo...

jajaja lindos los relatos de una pequeña maja. que me enamoraste con las faltas de ortografia para el "Ratón Perez". los mejores deseos para estos 365 nuevas oportunidades :)

Aguaya dijo...

Feliz 2010 !!!
Mis mejores deseos para el nuevo año para ti y los tuyos!

Mexie dijo...

ME ENCANTÓ TU TEXTO, DEMÁS ESTA DECIR QUE YO TUVE LA MALA SUERTE DE TENER COMPAÑERITOS QUE ALOS CUATRO AÑOS ME SACABAN LA "MAGIA" DE LA INFANCIA. COMO SEA, UN BESITO GRANDE & SUERTEE

Julieta dijo...

yo le escribia al ratón perez aún cuando no se me caían los dientes. le contaba de mi vida. éramos buenos amigos(?) y un día me enteré de todo y fue un bajonaso terrible. fue "NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO" ajajj

·Julii dijo...

jijiji, qué tierna :)
Fijate, que estaba aburrida y me hice un blog también :P
Un beso! Te llamo en estos días.

Anónimo dijo...

yo tmb decia ninodoro,ya lo del obispo no ,porq no me imagino un avispa macho volando con gorrito de obispo jajaa, aunque ta ria lidno jajajaj

y encima tmb me tenga q confesar conel ,claro ahora entendi, el obsipo seria la avispa reina y los padres o sea los curas son, los zanganos y eso como en las abejas jajaja


te kiero man!

tomii dijo...

onda q era yo tomi oeor buneo

#Fakündo# dijo...

me rei mucho jajaja buenisimo el relato, eras re obsesiva con las respuestas, a mi con que me dejaran plata o regalos me bastaba jajajaja

Andrea Chacin dijo...

Gracias, a mi me encanto tu blog, y este post me recordo mucho a mi, a mi tambien me sucedio algo parecido con lo del Raton Perez jajaja, nos leemos un Saludo.