viernes, 10 de diciembre de 2010

Cuestión de practicidad

Las tecnologías nos van llevando, paso a paso, de a poquito, a disciplinarnos y reprendernos unos a otros. A ver quién tira más, a ver quién cede y quién no afloja.
Porque nadie puede decir cara a cara "Estoy ignorando tu mensaje". Es imposible no comunicarse, como dice Paul Watzlawick¹. Incluso el silencio es comunicación: estás comunicando que no te querés comunicar. El rechazo a la comunicación (por ejemplo, levantarse e irse) también es un acto comunicativo.
Pero con otras (varias) tecnologías mediatas, no cara a cara, podemos ignorar más fácilmente. La gente se queda sin crédito cuando más conviene, los mensajes no llegan cuando más conviene y se ignoran cuando más conviene. Las respuestas se controlan cuando más conviene. El mensaje en el Messenger milagrosamente no llega cuando más conviene.
Un mensaje no leído, que no llegó a su destinatario, no es un mensaje. Un mensaje leído e ignorado es un mensaje. Porque ignorar manifiesta también un mensaje: el "No me interesa". O también, el "No tengo los huevos/ovarios para explicarte por qué me colgué con mis responsabilidades. Y me parece que tampoco me interesa hacerlo. Y prefiero quedar mal y hacerme el/la pelotudo/a antes que decírtelo".
Porque tenemos, hoy en día, miles de medios para comunicarnos. Pero siempre tenemos la opción de decidir cuándo hacer uso de ellos en caso de que uno falle... y cuándo averiar, convenientemente, todos en un sólo día.
Por eso, hoy en día, abundan los días "No tenía crédito, no tenía línea en el teléfono, la página de Hotmail no me andaba y después... se me pasó". Síntesis verdadera: "Se me pasó" (léase no "se me" sino "Quise que se me pasara").
Mientras tanto, nos gastamos en mandar el mismo mensaje a 20 destinatarios, porque consideramos que con eso basta y sobra, que un saludo no necesita ser tan personal, que da lo mismo que le mande un mensaje o lo/a llame ("Pero, ¡si total es lo miiiiismo!"), que va a cumplir años el año que viene también y que Reenviar es la salvación del siglo XXI. Por eso existen los "Feliz día, ¡gracias por formar parte de mi vida! =)" que se mandan a 15 personas, de las cuales 2 son amigos íntimos y el resto son compañeros/conocidos/transas, etc. Y da igual, el mensaje es el mismo, aunque sintamos cosas distintas por cada uno.
Las tecnologías satisfacen necesidades. Pero también nos crean necesidades. Y nos hacen creer que podemos ser Dios y que podemos tener el control sobre una interacción. Y, más o menos, en palabras de un profesor mío:
"¿Creamos tecnologías porque tenemos cada vez más necesidades? ¿O tenemos más necesidades porque usamos cada vez más tecnologías?".
Si no, fijémonos qué pasaba antes, cuando tal cosa no existía, y qué pasa ahora que ya se inventó. Cómo cambiaron nuestros intereses y maneras de expresar nuestros sentimientos, mostrar/generar/cortar vínculos, mostrarnos a nosotros mismos, interactuar con otros, etc.
Fijémonos cómo cambió el concepto de "Amigo", si hoy en día hasta se pueden comprar y un número alto de amigos te suma puntos.
Hoy tenemos 948 Amigos. 5 invitaciones nuevas cada día. Hoy todos somos amigos de todos. Hoy  creemos que estar conectados con todos significa estar comunicados con todos. Brindemos por eso en estas fiestas.

¹agregué al autor que lo dijo, porque si no, quedaba muy plagio jaja.

23 comentarios:

Fak dijo...

Me gustó mucho toda la reflexión, Rayén. Cavilé sobre esto durante mucho tiempo. Considero que los amigos son pocos, o tal vez yo soy el raro que los que tiene se cuentan con los dedos de una mano.
Como la forma de interactuar modela nuestro pensamiento, también el lenguaje lo hace. Si no fijate las atrocidades de los mensajes de texto o el msn. Cada vez todo más abreviado. En los primeros lo justifico por el hecho de que hay que ahorrar espacio. Luego también se pasa a omitir signos de puntuación, interrogación, exclamación.
Por otro lado, como Milan Kundera afirma en alguna parte de su libro "El libro de la risa y el olvido", tanta masividad de comunicación en cierto sentido nos hace más solitarios. ¿Para qué hablar con alguien en persona si puedo hacerlo virtualmente con miles? Lo efímero y liviano en su máxima expresión.
Un saludo, te dejo pues la ventanita del msn está tintineando.

Federico Gustavo Rivarola dijo...

Me gusto mucho el textiño. Y ese profesor tuyo, ¿quien es? Que palabras mas sabias... Un capo el tipo.

Bueníchimo dijo...

Siempre pensé que las tecnologías sirven para muy pocas cosas. Y la verdad el tema de los aparatos para comunicaciones me parece una tremenda pelotudez (depende de la persona, porque hay gente que si no tiene el celular con msn no puede trabajar).
Pero en realidad lo mejor es tratar de alejarnos de tantas maquinarias.
El facebook me parece algo realmente inútil y sin sentido. No sirve.
Lo mejor es usar el teléfono de línea para hablar, el celular por si vas andando en el auto y te caes en un pozo, y los emails para hacer alguna cosa realmente necesaria (como un trámite, o algo así...)

Ese diablo medio viejito... dijo...

500 millones de usuarios en Facebook. Que bueno que alguien les avise que son una banda de boludos.

Las tecnologías nacen, básicamente, porque hay un interés latente (no es necesidad, es interés...) y pensar que estábamos mejor sin celulares (o que los celulares nos crean la necesidad y no viceversa) es pensar fuera de una línea de tiempo.

Ya quisiera, el personaje de "Crónica de una muerte anunciada" haber tenido un celular.

BTW la tecnología no se rompe... lo que se rompen son las amistades o los códigos. O ni siquiera.

Rayén* dijo...

↑↑ Bueníchimo: ¿quién sos?

Rayén* dijo...

↑↑ Ese diablo medio viejito: supongo que debés ser Max.
Entendiste mal me parece. Yo no considero que las tecnologías sean una mierda y que todo lo arruinen para el orto. Considero que estas tecnologías para comunicarse pueden ser una mierda o pueden ser algo productivo, depende cómo se las use. Depende del uso.
No digo que antes de los celulares estábamos "mejor"... pero tampoco creo que los celulares vinieron a salvar todo y que hicieron sólo un bien.
Ok, creé que las tecnologías no nos crean necesidades (o intereses, como querés decirle vos). Yo pienso que sí.
Tampoco creo que sean unos boludos todos los que usen Facebook. ¿Y qué carajo me importa que sean 500 millones? Claro, que sean tantos me marca algo, ¿no? Me marca que algo con tantos usuarios no puede tener nada de malo. Ok.
No sé, tampoco puse en algún momento que las tecnologías se fuesen rompiendo. ¿?
Y mirá, todavía no leí Crónica de una muerte anunciada, pero me parece que claro, ¿no? Qué bien les hubiese venido a Romeo y Julieta avisarse por mensajito las cosas, así ninguno se mandaba ninguna cagada. ¿Qué tiene que ver?

Fak dijo...

Perdón por meterme.Sólo decir que el comentario

"Ya quisiera, el personaje de "Crónica de una muerte anunciada" haber tenido un celular.", va en detrimento de lo que a Alejandro Dolina he escuchado llamar "fé poética". Esto es creer en los hechos que nos cuentan por más que sean ficcionales; es más, con
mayor convicción aun en ese caso. Con respecto de esa novela, que Santiago Nasar tuviera un teléfono celular hubiera acabado con todo el interés de la narración.
De nuevo, disculpas Rayén.

Anónimo dijo...

Quizás tengas razón después de todo.
No sé para que te discuto aun.

Dejando del lado el fondo y enfocándome en las formas, me gusta como escribís.


Bso

Bueníchimo dijo...

Realmente al celular, entiendo que se le puede dar un uso...
Pero al Facebook? Freddy me dijo el año pasado que el se reencontró con un amigo del colegio que vivía en España y no lo veía desde hace 8años.
Entonces, si realmente se querían y eran amigos, no era más facil haberse dado un número de teléfono o algo? Si eran amigos de verdad al año de haber terminado el colegio tendrían que haberse comunicado aunque sea por EMAIL...
no sé, si no lo viste a tu amigo antes del Facebook, por algo será. Si te fué bien Freddy, mejor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Rayén* dijo...

↑ Che pero, ¿quién sos?

"si no lo viste a tu amigo antes del Facebook, por algo será" → concuerdo con eso que dijiste.

Rayén* dijo...

Anónimo (Max):
A veces siento que lo decís como "Ok, Rayén, tenés razón vos". Y no es eso lo que quiero o a lo que apunto.
Me parece que vos subestimás ciertas cosas.
No me podés poner que un celular le hubiese venido bien a un personaje literario con tal historia. O decirme que Borges y Bioy Casares eran intelectualoides.

Julii dijo...

La primera parte me recordó mucho a Watzlawick, jaja
Muy bueno ;)

Rayén* dijo...

↑ Síí, me emocioné con Paul Watzlawick. Faltaría que copie lo que dicen Berger y Luckmann sobre la situación "cara a cara", que me encantó también jeje. Pero eso iría para otra entrada.
O algún parrafito de Freud, ¿no? Alguno que haya sido totalmente misógino jajaja. Y le pego LOS palos ;).

Julii dijo...

No me lo menciones a ese! jajaja
Naah, el texto de comunicación de Watzlawick es GENIAL, me acuerdo que leía y se me ocurrían miles de situaciones cotidianas... da para mucho...
Y de Freud bueno... jaja mejor no hablemos :P

Alberjitas buenísimo dijo...

eeeeee! bueníchimo soy yo! Hubiera jurado que te darías cuenta.
solamente que esta vez escribiste sobre un tema interesante para debatir...la verdad muy bien hecho. Cuando escribís pelotudeces lo digo! Ahora escribis algo bueníchimo y lo digo también! Ahora me dieron ganas de hacerme uno de estos para poner cosas así y que los demás opinen.

Maria Mercedes dijo...

Me gustó mucho ésto, la verdad no me aprendo mucho a los textos sobre la vida de hoy en día, pero me atrapó. En lo que más coincido es en ésto de la redefinición del término " amigo". Es hasta patético pensarlo. Un beso, gracias por entenderme en mi blog linda. Suerte

Anónimo dijo...

Todo depende desde donde te pares, nosotros que vivimos esta trancision no provoca cierta angustia haber vivido lo mas calido y normal de una amistad y poder contemplar hoy dia el cambio. Pero un chico de 14? se angustia por que tiene 300 amigos en facebook y conoce a 20? en ese caso, esta mal que este contento? Quizas seria bueno poder elegir y no sentirse excluido por "no pertenecer A ". En el caso de los que eligen la forma rapida (o forma moderna, no quiero quedar tan prejuicioso). . . que ganan? apoyo mas un equilibrio ambas formas me parecen satisfactorias. quizas se me ocurra algo relevante mas tarde! jaja adios !

Creo que mate a un pez por darle mucho de comer! :S

Rayén* dijo...

↑ Sí entiendo tu punto Inrel :). Claro es distinto también a otra edad...
Sigo pensando que todo depende de qué uso se le dé. Un equilibrio estaría bien. La cosa es lograrlo ;).
Besos!

Ahora ya sabés que podés publicar con tu nombre jaja.

Rubén Dario dijo...

Eu... quiero dar otro punto de vista sobre uno de los temas que desencadenó está conversación. Si bien es verdad que uno puede encontrarse por facebook con un amigo que vive muy lejos y al cual no ve hace mucho tiempo y que aun asi si tan "amigo" es podrían haberse pedido algún número de teléfono o conseguir otro medio para no haber perdido contacto. Ahora bien, ¿cuántas veces, siendo chico en edad o bastante maduro, aún puede pasarnos que por algún descuido o circunstancia dejemos eso de pedirle el número para "después" y por lo mismo: circunstancia, descuido (y ahora añado enojo) no lo hagámos? Yo me encontré por facebook con uno de mis mejores amigos de la infancia, con el cual me enoje de chico por boludeces que hicieron que yo descuidara nuestra amistad. Y digo que me distancie por "boludeces" porque en ese tiempo era yo más chico que ahora y no sabia comunicarle lo que me molestaba. Siempre me arrepentí de no tener medio para comunicarme con ese amigo. Y gracias a la tecnología (que no tiene ni cosas buenas ni malas, xq nosotros somos lo que hacemos que sean o una u otra cosa) yo pude encontrarme de nuevo con él.
Sólo quería añadir que para mi la tecnología me permitió recuperar a un amigo, darme una segunda oportunidad para reestablecer contacto con él.

Rayén* dijo...

↑ Claro yo no digo que sea bueno o malo sino que depende del uso que le demos. En tu caso, te sirvió para reencontrarte con alguien con quien te interesaba volver a tener contacto... En cambio, no estoy de acuerdo con tener no sé, tipo 1000 amigos (hay gente que los tiene) sólo por seguir acumulando gente y por decir "Mirá cuántos amigos tengo", sin tener un mínimo interés real, no sé... Como que la palabra amigo se desvirtuó bastante. Igual esto sería sólo en cuanto al Facebook, pero digo que en general casi todas las tecnologías que no son cara a cara te permiten ciertos escapes. Está bueno para conocer gente que de otro modo no podrías conocer, ponele que conocés a alguien por estos medios y luego lo conocés en persona, ahí me parece copado. No me parece copado cuando se usa para fines egoístas o cobardes. Eso no.
No creo que sea malo o bueno, digo que ciertos contactos cara a cara o expresiones que sólo se ven en persona se están perdiendo, y eso es una pena. Hay cosas que deberían hablarse en presencia física del otro.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Hola, Rayén, por aquí ando ilsutrándome un poco con tu permiso.
Es realmente gratificante echar un vistazo a tu blog.
Sin duda seguimos en contacto.

Un abrazo.

ALBERJITAS dijo...

QUÉ PASA QUE NO ESCRIBIS MATERIAL NUEVO?
SE TE ACABRON LAS PILAS...

tania dijo...

Hola

Mi nombre es Tania y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail:
tajuancha@gmail.com

Exitos
Tania